Teruel Existe propone que la renta mínima vital tire de repoblación y empleo en pueblos con menos de mil habitantes

 

Teruel Existe, agrupación de electores con representación parlamentaria, le ha pedido al Gobierno que modifique el Ingreso Mínimo Vital para que incluya también los objetivos de repoblar, reactivando la economía y el empleo en pueblos de menos de mil habitantes. La propuesta plantea que se impulse el reequilibrio de la población y de los servicios ofreciendo una alternativa de vida diferente a estas familias, para que puedan vivir mejor, con menos costes y con nuevas oportunidades laborales, como trabajos temporales que reflotan una economía perdida o abandonada por falta de población. Es muy importante que cada acción y esfuerzo que realiza el Estado tenga en cuenta ayudar a reducir el problema de la despoblación, en opinión del colectivo.

El elevado coste de vida, que se desprende del coste de la vivienda, el transporte o los  servicios, provoca mayores dificultades en las personas con bajos ingresos en las grandes ciudades conlleva que las personas con bajos ingresos tengan más dificultades económicas. Desde Teruel Existe destacan que por el contrario “en el medio rural, personas, jóvenes y familias podrían vivir mejor con la misma renta, y paralelamente este nuevo capital humano en los pueblos podría emprender pequeños trabajos que ante la falta de población no se pueden desarrollar”.

Teruel Existe considera que estas medidas no sólo ayudarían a evitar perder población y atraer nuevos pobladores a los pequeños pueblos, sino que además conseguirían el mantenimiento y fomento de servicios que no son rentables económicamente, como pequeños comercios y bares, que por su falta de rentabilidad no consiguen mantenerse abiertos, además las personas que podrían trabajar en el cuidado de la gente mayor o aportando servicios de los que carece el medio rural como el transporte, entre otros.

La plataforma considera que su propuesta “permitiría recuperar economías tradicionales que fomentan la biodiversidad y la custodia del territorio, y realizar una transformación de la agricultura y ganadería que en muchos lugares no se ha llevado a cabo por la falta de población, recuperando cultivos tradicionales y transformando otros que necesitan mayor mano de obra o fomentando la implantación de la agricultura ecológica, consiguiendo así generar más puestos de trabajo eventuales”.

“Hemos planteado que estudien las medidas que consideren oportunas para poder llevar a cabo estos nuevos objetivos, reduciendo los baremos de requisitos o incrementando los importes de la Renta, dirigiendo estos beneficios para las familias que vivan o decidan cambiar su residencia a localidades con menos de 1000 habitantes”, ha señalado el diputado Tomás Guitarte, que ha transmitido la propuesta al Gobierno. Guitarte señala que “se debe tener en cuenta esta opción en el Ingreso Mínimo Vital, porque no solo puede conseguir repoblar zonas rurales, sino que además puede generar nuevos empleos, mantener servicios, y es una forma de plantear a las familias emprender una nueva vida, como si fuese una segunda oportunidad ante esta crisis económica y social que estamos sufriendo”.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja tu comentario