«Elogio electoral de los pequeños», por Plácido Díez

  Cuando cada cuatro años suena el “tic-tac” de las elecciones locales, y más en primavera y con romerías y santos por el medio, la democracia se activa en los pequeños municipios que todavía son viables, surgen las candidaturas y se revitaliza el compromiso por lo común, por mejorar las condiciones de vida de los vecinos de las comunidades rurales. En Aragón alrededor del 70 por ciento tienen menos de 500 habitantes y un 25 por ciento menos de 100. Ahora ya no basta con presentarse, fidelizar los grupos familiares y de amigos, y hacer cábalas con los votos que puede ir a una u otra candidatura según afinidades y [...]