La ejecutiva de Podemos ha creado la Secretaría de Ámbito Rural y la España Vaciada que, según su responsable, Pablo Fernández Santos es una iniciativa “muy importante” porque quiere “hacer de la despoblación un asunto de Estado y contribuir a que “la España interior se llene de vida”. En opinión del secretario general de Podemos en Castilla y León, una vez hechos los análisis y diagnósticos necesarios, hay que pasar a la “acción política” con una hoja de ruta muy clara que incluya una serie de medidas concretas que empiezan por efectuar inversiones públicas.

Además de la hoja de ruta, Fernández subraya que “nuestra intención es colaborar”, porque “este asunto requiere mucho diálogo, acuerdos y consenso entre todos los partidos”. En su opinión, la palanca fundamental para activar la acción política es la sociedad civil, en este caso aglutinada en torno a las 90 plataformas que han logrado poner el foco mediático sobre la España Vaciada y hacer posible la Manifestación de la España Vaciada el pasado 31 de marzo, en Madrid.

El dirigente de Podemos apuesta por actualizar y dotar de contenido la Ley de Desarrollo Sostenible de 2007, una “muy buena ley que nunca se dotó de presupuesto”. Entre las medidas “transversales”, se refiere a la mejora del empleo, de los servicios y del parque público de vivienda en el medio rural; el aprovechamiento de recursos endógenos, el apoyo a la agricultura y la ganadería lejos de explotaciones intensivas y macrogranjas; el aprovechamiento de los recursos forestales; la defensa del patrimonio histórico-artístico y del castellano como modelo cultural de desarrollo; la inversión en infraestructuras y el acceso a internet de banda ancha en toda la España interior.