El autor de “Una sociedad sin hijos”, Manuel Blanco Desar participó en el programa “As Luces” de la televisión de Galicia. El economista habló del problema demográfico que asola a Europa y, en especial, a Galicia. Empezó a interesarse por este tema cuando a finales del siglo pasado leyó en una revista que “EE.UU iba a superar en población a la Comunidad Europea”. Después de iniciar su investigación al respecto, descubrió que nunca antes se había dado cuenta de que “estaba viviendo en un lugar que era epicentro de la situación”, declaró durante su intervención en el espacio, junto a la científica María de la Fuente.

El politólogo aseguró que Galicia “va por delante en la agudización” del problema demográfico en Europa: “Si Galicia fuera un estado estaría entre los tres con menor tasa de fecundidad”. Se encuentra por debajo de la media del viejo continente de 1,6 hijos por mujer, una expresión que no le gusta, ya que “da a entender que la culpa de todo es de las mujeres” y no es así. De hecho, Blanco Desar ha constatado mediante “diversos estudios comparados” que actualmente son los hombres “más renuentes a tener hijos” y las mujeres las que padecen las peores consecuencias en caso de tenerlos, tienen problemas para acceder y escalar posiciones en el mercado laboral y acaban “culpabilizándose”.

 

“Si Galicia fuera un estado, estaría entre los tres con menor tasa de fecundidad de Europa”

 

Cuenta el autor de Una sociedad sin hijos que muchos de los países que presentan este problema “han encendido luces rojas” y entre sus líderes hay consenso para el diagnóstico de la situación y para las medidas que han de tomar. En España, en cambio, no hay concienciación, aunque hay un grupo en la sociedad, el de los periodistas, al que nunca podrá agradecer todo lo que hacen para lanzar este mensaje.

Aun así, Blanco Desar se mostró positivo porque considera que “lo peor es el derrotismo” y “estamos tan mal que ya solo queda tirar para arriba”. Se siente optimista, pero realista y, por tanto, le gustaría que Galicia aspirase a tener una demografía, al menos, como la media europea. Para empezar, considera que “hay que pensar en más inmigrantes y más gente nueva, pero conservando una capacidad mínima de integración”, teniendo en cuenta que en “los pueblos pequeños es donde se hace más imprescindible ese relevo generacional”. 

Manuel Blanco Desar concluyó su intervención en el programa de la televisión gallega “As Luces” lanzando un mensaje esperanzador: “Es el mejor momento conocido de la historia de la humanidad, vivimos en el mejor emplazamiento que es la Unión Europea; Galicia es Europa y, por lo tanto, hay que ser optimistas, salimos de cosas peores”.