La España rural pide ayuda a medios, periodistas y comunicadores para cambiar el relato

 

“Debemos cambiar el relato” y “conseguir la igualdad efectiva para los ciudadanos rurales”. Joaquín Alcalde, director de El Hueco dijo estas palabras en presencia de la Reina de España -presidenta del Comité de Honor de la Feria Presura que también promueve esta plataforma- en la clausura del Seminario que ha reunido, por primera vez, a periodistas locales, regionales y nacionales para hablar del papel de los medios de comunicación en el medio rural, en especial, en la lucha contra la despoblación. Al cierre de dos días de intensos debates sobre “Cómo pueden ayudar los medios de comunicación a repoblar la España Rural”, Alcalde recordó que no ha llegado aún la prometida estrategia frente al reto demográfico, exceptuando un documento que el investigador de la Universidad de Zaragoza, Luis Antonio Sáez, definió como un  “power point” que apenas llegaría al aprobado.

Joaquín Alcalde reclamó a los poderes públicos medidas que provoquen “cambios sintéticos” y promuevan “un modelo de desarrollo rural” que acorte distancias entre ciudades y pueblos. “Esa brecha cada vez es mayor y no se está corrigiendo”, advirtió el periodista de Opinión de El Mundo, Raúl Conde, aunque es “el mayor reto al que se enfrenta este país en lo que tiene que ver con su cohesión social”. Las soluciones para acabar con las desigualdades pasan, en su opinión, por crear una nueva mentalidad y pedir “la acción de los poderes públicos para sentar, reforzando la colaboración entre instituciones, las bases del desarrollo”: “Y eso significa que el tren de Extremadura no puede arder; significa que el tren de Soria tiene que mejorarse; significa que tiene que hacerse el Corredor Cántabrico-Mediterráneo en el tramo Zaragoza-Valencia, con el mismo presupuesto que en el tramo Zaragoza-Bilbao; significa que hay que llevar el 4G y la banda ancha real a todos los rincones de este país. Eso significa sentar las bases de un concepto esencial cuando se habla de despoblación, que es la igualdad de oportunidades”.

El mundo rural no es la “Arcadia feliz”, recalcó Conde, “pero tampoco es ese escenario lúgubre, triste y deprimido que a veces hemos contribuido a pintar los periodistas”. Joaquín Alcalde apeló al cambio del relato sobre la despoblación y sus problemas, poniendo el foco en las “enormes potencialidades y oportunidades que ofrecen las zonas rurales escasamente pobladas: recursos, calidad de vida y afectividad”. “Tenemos que ofrecer nuestra mejor imagen, sugerente y atractiva, que nos sirva para capturar talento emprendedor y atraerlo a nuestros pueblos”, para rescatar el mundo rural que se “desvanece”, contando con la ayuda “clave” de los periodistas: Los medios de comunicación, liderados por sus editores, directores y redactores deben generar una nueva retórica original, positiva y mágica. Un nuevo lenguaje, en definitiva, que contribuya a la construcción de una nueva ruralidad del siglo XXI. Y para ello es indispensable que las salas de redacción dejen de ser laboratorios asépticos para navegantes solitarios y se conviertan en lugares productivos y abiertos habitados por buenos periodistas que intenten comprender a los ciudadanos rurales, sus intenciones, su fe, sus intereses, sus dificultades y sus tragedias, como diría Kapuściński

 

Manuel Campo Vidal, Red de Periodistas Rurales: “Los medios tienen que buscar un equilibrio entre noticias positivas y negativas del mundo rural, sin ocultar ni edulcorar. Y la sociedad civil no debe perder tiempo en más diagnósticos ni discutiendo de nomenclatura”

 

Manuel Campo Vidal, fundador de la Red de Periodistas Rurales -entidad colaboradora, junto con la Red Rural Nacional, de este encuentro de Medios y Comunicadores- recordó que “todos sabemos que estamos hablando de una gran hemorragia demográfica por la que un 80% del país desemboca en el otro 15%”. Una situación dramática que nos invita a “no perder más tiempo en diagnósticos ni en discusiones sobre nomenclaturas”, porque lo importante es buscar “soluciones”, que no pasan necesariamente por “más dinero” ni por reclamar fibra óptica en todo el territorio cuando, aunque no lo sepamos, “hay soluciones en el satélite”. Tras indicar que “los legisladores piensan demasiado en las ciudades” -crítica que hizo extensiva a periodistas y medios-, abogó por “quitar normas burocráticas” para favorecer las iniciativas de “quienes quieren hacer cosas”. El periodista expresó su esperanza en que la defensa del medio rural desemboque en un pacto de Estado, porque “la despoblación, que los portugueses llaman ‘el cáncer del territorio’, es una batalla nacional de emergencia” y “una catástrofe medioambiental”.

Manuel Campo Vidal anunció en El Burgo de Osma una próxima reunión con Correos para resolver la “penalización” que sufren los medios provinciales por el coste de la distribución de ejemplares a pueblos pequeños: “Me he permitido llamar al presidente de Correos, en nombre de la Red de Periodistas Rurales, y nos ha dado una reunión”, advirtiendo que los precios los determina la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia y sin descartar que este asunto se pueda solucionar al declarar como “servicio público” la distribución de diarios en el medio rural. “Probablemente, se podrá arreglar”, afirmó.

“Celebramos este encuentro de periodistas”, dijo el comunicador, en el que “hemos hecho autocrítica para pedir que “todos toquemos la misma partitura en una gran orquesta”, citando una propuesta de Luis Antonio Sáez, director de la Cátedra de Despoblación y Creatividad de la Universidad de Zaragoza. Aunque “llegamos tarde, juntos podemos ganar la batalla contra la despoblación”, subrayó Manuel Campo tras recordar una canción de José Antonio Labordeta.

 

Raúl Conde, El Mundo: “Que nadie piense que esto se resuelve con un paquetito de medidas fiscales; el problema de la despoblación exige soluciones que promuevan cambios sistémicos, una nueva gobernanza e innovación social”

 

El editorialista de El Mundo, Raúl Conde, valoró el Seminario organizado por El Hueco como un “caldo de cultivo” que genera sinergias para el mundo rural:  “La sangría demográfica es dramática, lastra el desarrollo” y es “es el mayor reto al que se enfrenta este país en lo que se refiere a su cohesión social”.  “Tenemos todavía mucho que hacer” dijo en referencia a la prensa y a los responsables políticos: “Que nadie piense que esto se resuelve con un paquetito de medidas fiscales; el problema de la despoblación exige soluciones que promuevan cambios sistémicos, una nueva gobernanza e innovación social”.

El Hueco quiere articular las líneas estratégicas de una “nueva ruralidad” a partir del trabajo del G100 que, según Joaquín Alcalde, reúne a 50 hombres y 50 mujeres de la sociedad civil dispuestas a alumbrar esa “operación de rescate del mundo rural que se desvanece”, contando con un nuevo lenguaje de los medios de comunicación que transmita “un tratamiento positivo y mágico” de lo que acontece en los entornos rurales.

 

 

Periodistas locales y nacionales apuestan por “amplios consensos”, cambio de mentalidad y desarrollo rural para combatir la despoblación

Carolina Ansótegui, subdirectora de Desarrollo Rural:

“Desde el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación os queremos ofrecer (a los periodistas) contenidos e información. Conocemos proyectos ejemplares y buenas prácticas. Ojalá que lo que nazca hoy aquí sea el principio de una larga colaboración”

Manuel Campo Vidal, fundador de la Red de Periodistas Rurales:

“Todo debe conducir a un Pacto de Estado contra la despoblación porque es una emergencia nacional, es una catástrofe medioambiental”

Raúl Conde director de Opinión de El Mundo:

La despoblación es el principal desafío al que se enfrenta España. Y es verdad, la brecha de desigualdad es la verdadera brecha de cohesión social que tiene este país”

Juan Pedro González-Gaztelu:

“Es preciso que la gente que vive en los pueblos se sienta bien por vivir ahí y es muy importante que proyecte una imagen amable. Se tienen que preparar para acoger a los nuevos pobladores. Hay que mentalizar a la España interior de que la llegada de gente para vivir en el pueblo, a nuestro lado, es positiva”

“Estamos ante una oportunidad muy importante de vincular el futuro del medio rural con la defensa del medio ambiente”

Teresa Herranz, directora de El Adelantado:

“La prensa pequeña realiza una labor de cohesión territorial”

DISCURSO DE MANUEL CAMPO VIDAL:

“La repoblación es una oportunidad que debemos aprovechar para luchar contra el cambio climático”

 

Muchas gracias, Majestad, por su presencia dando relevancia a este encuentro.

Señora ministra, autoridades, medios, colegas, creo que todos hemos celebrado este encuentro, este intercambio entre personas que ejercemos el periodismo en medios nacionales y los que estáis en medios provinciales y en medios comarcales.

Los corresponsales nos han llenado de ilusión, al decir que hay una solución posible. Y, sobre todo, hemos hecho intercambios y autocríticas -que también hay que hacerlas- para tocar todos -como decía el otro día el profesor José Luis Sáez- en una gran orquesta porque también hay mucho solista suelto. Es bueno que todos nos pongamos a tocar, cada uno donde esté, con la misma partitura.

Algunas conclusiones que íbamos tomando. Primero, no vamos a perder el tiempo en batallitas semánticas ni de nomenclatura. Cuando hace unos 20 años yo hablaba de estas cuestiones con mi paisano Labordeta y con Marcelino Iglesias, hablábamos de la España interior, todavía Sergio del Molino no había escrito “La España vacía”, y luego desde Teruel nos dijeron, oye mejor la España vaciada porque vacío es que quizá es que estuvo vacía siempre y no, se vacío.

Y, efectivamente, desde niño y como otros tantos millones de personas, yo he sido parte de esa diáspora aragonesa a Barcelona. España interior, España vacía, España vaciada, algunos le quieren llamar abandonada. Todos hablamos de los mismo y sabemos que hablamos de una gran hemorragia demográfica que hay que combatir, por la cual el 80 o el 85%, según algunos estudios, del país desemboca en el otro 15, pero todos hablamos de lo mismo. No perdamos tiempo en esa batalla.

Tampoco invirtamos tiempo en diagnósticos: El diagnóstico está hecho, todos sabemos lo que pasa. Y, a partir de aquí, todos tenemos que buscar soluciones, grandes o pequeñas, y publicarlas. Es nuestra tarea como estímulo al territorio.

En tercer lugar creo que hemos compartido que hay que buscar un equilibrio entre noticias positivas y noticias negativas. No se trata de ocultar la realidad, tampoco de edulcorarla. Pero es fundamental que esté lo positivo y lo negativo, sin renunciar a nada.

También compartimos que la legislación, los legisladores, piensan demasiado en las ciudades y no tienen una mirada al mundo rural. Aunque también, autocríticamente, dijimos que muchas veces los medios nacionales no tenemos esa mirada al mundo rural, también hacemos los periódicos, los programas de radio, la televisión o internet para los que viven en las ciudades. Por lo tanto, la autocrítica tiene que ser general.

La siguiente cuestión en la que coincidimos es que la solución no es más dinero; porque dinero ha habido y hay, Dios nos lo conserve. Pero tiene que haber iniciativa, tiene que haber emprendedores, tiene que quitarse las normas burocráticas a esas personas que, muchas veces, para crear una empresa en un pueblo tienen muchísimas dificultades, que no existen en otros países y en otras zonas, no. Esto es absolutamente absurdo.

Aquí pusimos el ejemplo gráfico de una enfermera que vive en los Picos de Europa,  en un pueblo en el que hay un puesto de enfermería libre que nadie quiere cubrir porque nadie quiere ir a vivir allí. Pero ella, cada día, tiene que ir a trabajar al hospital general de Santander y, aunque estaría encantada, no puede ocupar el de su pueblo porque, para poder hacer el cambio, tendría que pedir dos años de excedencia. Esto es absurdo, son normas que se pueden quitar. Y basta que se haga una presión o que hagamos un catálogo de cosas absurdas y de injusticias que se pueden resolver. No es cuestión de dinero, es cuestión de eficacia política. Creo que también lo compartimos todos.

Y dejadme decir también que no sirve de nada pedir tanto dinero para enterrar fibra óptica para llegar a pueblos despoblados, cuando hay soluciones en el satélite; hay subvención y no lo sabemos: publiquémoslo. La fibra óptica sirve para los pueblos grandes y para las ciudades y si tiene que llegar a un pueblo pues que llegue, pero tenemos la solución.

Por último, denuncia. La directora de El Adelantado de Segovia y el director de El Diario de Teruel, entre otros, señalaron que Correos penaliza la distribución a pueblos pequeños, precisamente por su volumen. Yo me he permitido llamar esta mañana, en nombre de la Red de Periodistas Rurales, al presidente de Correos para proponer una reunión. Y ya me advierte que hay un problema con la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia, que no le permite prestar servicios por debajo de su precio. Pero que si esto se declara servicio público, probablemente, lo puedan arreglar. ¿Y no es un servicio público el periódico de Teruel, el periódico comarcal, para estructurar el territorio? Sí. Pues juguemos esa batalla, vamos a ello y avanzaremos.

Y por último, yo quería decir también que Correos o el Ministerio de Agricultura – al que agradecemos el esfuerzo para que este encuentro haya sido posible- deben ser aliados, para que cuando se retiran del territorio las entidades bancarias u otros servicios, como está pasando, vayan ocupando posiciones. Nosotros tenemos que establecer alianzas entre todas las personas, todas las empresas, todos los organismos que estén sensibilizados por la cuestión, sean funcionarios, sean políticos o entidades privadas. Creemos que todo debe conducir a un pacto de Estado, de grandes y pequeñas cosas, porque es una emergencia nacional.

La despoblación es también una catástrofe medioambiental -veo que la ministra está de acuerdo- y la repoblación es una oportunidad que debemos aprovechar para luchar contra el cambio climático. Yo quedé impactado porque alguien dijo en este encuentro, con toda razón, que “la contaminación de Madrid la notamos en Soria. No es un problema de los pueblos y las ciudades, se trata de una batalla nacional de emergencia. Como dijo el coordinador del programa de Repoblamiento Rural de Portugal, Frederic Lucas, en su país hablan de la despoblación como ‘el cáncer del territorio’. Por lo tanto, esa es nuestra batalla.

Concluyo citando a José Antonio Labordeta. Yo lo entrevisté hace 16 años para algunas televisiones autonómicas y quiero recordar su compromiso con el mundo rural con una frase en la que decía que “aunque sea diputado, seguiré yendo a los pueblos pequeños de Aragón a cantar, porque a la gente le gusta”.

A la gente le gusta y, además, lo necesita, lo necesitamos todos. Así que nosotros, periodistas, quedamos convocados a cantar en nuestras crónicas también versos inspirados en las necesidades del mundo rural, que gusten a ese territorio y que expresen este problema.

Y hagamos realidad aquello que decía Labordeta en su “Canto a la libertad”, una estrofa que me inspira y me conmueve y que incluí en el Manifiesto de la Revuelta de la España Vaciada, el 31 de marzo. Dice:

“Sonarán las campanas

desde los campanarios

y los campos desiertos

volverán a granar

unas espigas altas

dispuestas para el pan.

Que sea como un viento

que arranque los matojos

y limpie los caminos

de siglos de destrozos

contra la libertad”

Yo creo que podemos hacerlo, llegamos tarde como algunos dicen, pero aunque vayamos con retraso creo que todos juntos podemos recuperar la situación y ganar esa batalla contra la despoblación.

 

Más Información…

http://www.casareal.es/ES/Actividades/Paginas/actividades_actividades_detalle.aspx?data=14003

Raús Conde. Cómo informar del medio rural, El Mundo

María Sosa Troya. Despoblación o Repoblación: la importancia del relato, El País

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja tu comentario