Baza no quiere seguir perdiendo su Dama ni su tren. Baza y las comarcas del norte granadino-almeriense ocupan una privilegiada posición geográfica de paso entre el sur, la zona del levante mediterráneo y el centro peninsular, por eso es una encrucijada milenaria de culturas (de fenicios, íberos y romanos hasta la actualidad), lo que ha dejado un rico legado en forma de importante patrimonio histórico, la mayor parte del mismo con una imperiosa necesidad de rehabilitación ante la grave amenaza de ruina total.

 

Por Antonio Francisco Martínez

 

Buena parte de dicho legado milenario fue el hallazgo, en el bastetano Cerro del Santuario de la Dama de Baza, joya única del siglo IV antes de Cristo; una efigie que fue expoliada por el “ordeno y mando” de las autoridades franquistas de la época y que lleva 48 años en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid, pese a las continuas reivindicaciones para que sea devuelta a su tierra de origen.

Baza y las comarcas del norte granadino-almeriense ocupan una privilegiada posición geográfica de paso entre el sur, la zona del levante mediterráneo y el centro peninsular; es por ello que durante décadas fue un importante nudo ferroviario para el sureste peninsular, hasta que el 31 de Diciembre de 1984 el Gobierno de España decidió injustamente cerrar la línea férrea, condenando a este amplio territorio al aislamiento ferroviario, a la precariedad, a la despoblación y a la desertización, convirtiéndolo de facto en un rincón más de la España Vaciada. Ni los numerosos informes que certifican la viabilidad de su reapertura, su extrema necesidad e incluso su rentabilidad a medio plazo, ni la continua reivindicación y realización de iniciativas para su vuelta, ni tan siquiera la presencia en los Presupuestos del Estado 2018 de una partida económica exclusiva para el preceptivo estudio informativo de reapertura, han sacado al Gobierno de España de una denunciable inacción al respecto.

Dicen, cuentan, se rumorea, que en una reciente visita al MAN madrileño, en la zona de Protohistoria de la primera planta del museo, se pudo ver al presidente del Gobierno y al ministro de Fomento comentando un papel (quien sabe si se lo hizo llegar la propia Dama de Baza a través de su urna) sobre la necesidad de licitar, adjudicar y ejecutar de inmediato el Estudio Informativo de reapertura de esta anhelada línea férrea. Ojalá realidad y ficción se den pronto la mano para hacer posible la vuelta de la Dama a su tierra de origen… y también la del tren.

Antonio Francisco Martínez es presidente de la Asociación Amigos del Ferrocarril Comarca de Baza.