Dos amigos que crecieron en el campo francés, Gru Gonzague y Guillaume Fourdinier, al cabo del tiempo cultivan fresas en pleno centro de la ciudad de París dentro de contenedores, con el lema de ‘sostenibilidad sin comprometer la rentabilidad’.  Agricool es el nombre de su modelo de negocio, que utiliza métodos de cultivo vertical por el sistema de aeroponía, es decir, rociando una bruma de agua y nutrientes sobre las raíces expuestas de las plantas (en oposición a las plantas que crecen en el suelo). De esta manera se utiliza un 90 por ciento menos agua que en la agricultura tradicional. Y, además, los pesticidas no son necesarios porque crecen en un ambiente controlado, dejando una huella de carbono casi inexistente porque el radio de transporte es inferior a 20 kilómetros.

 

Más Infomación…