“El desequilibrio rural y urbano hace imposible la sostenibilidad”/ Juan Ávila, jefe de Innovación Social en Red Eléctrica

 

Ha sido alcalde de Cuenca y presidente de la Diputación de esta provincia manchega, que está en el epicentro de la despoblación. Antes asesoró al Defensor del Pueblo de España y, después, formó parte de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Del Gobierno local y regional pasó a la Federación Española de Municipios y Provincias como secretario general. Y desde lo público saltó al Grupo Red Eléctrica, donde lidera desde hace años el departamento de Innovación Social. Juan Ávila ha cultivado una mirada integral, transversal y holística. Es uno de esos agentes sociales que preparan el camino hacia la economía verde, una realidad que ya anuncia la transformación de 81 millones de puestos de trabajo en Europa.

 

 

A.S.

El mundo va cambiando su forma de entender el modelo energético. ¿Puede decirse también que está preparado para reflexionar sobre otro modelo de capitalismo? ¿Vamos hacia un capitalismo responsable?

 El capitalismo, el sistema económico y, con él, las democracias como las hemos conocido, no van a seguir igual que hasta ahora. Eso es seguro. No obstante, el cambio puede producirse en varios sentidos. No hay una única posibilidad. Y algunas no son “muy responsables”, al menos a mi juicio.

 ¿Qué papel deben desarrollar los gobiernos locales en la nueva economía verde?

 Los gobiernos locales en España tienen competencias cruciales en asuntos como la edificación y el transporte, que son sectores claves en la transición energética. Sin ellos no se pueden conseguir los objetivos nacionales.

 

Es “imprescindible” un cambio de políticas y estrategias

 

¿Es preciso un cambio de políticas y de estrategias?

 Es imprescindible. Pero el sistema político debe hacer una nueva priorización de los temas a debatir para colocar la sostenibilidad en primer término. Y debe ser consciente de que las decisiones que tome tendrán importantes consecuencias sociales. Por ejemplo, se puede hacer la transición con más equidad o con menos. Y, obviamente no es lo mismo.

¿Hace falta una nueva mirada para hacer frente a la despoblación y el reto demográfico, entendiendo que ambos asuntos afectan directamente a la lucha contra el cambio climático? 

 La lucha contra el cambio climático, la opción de la sostenibilidad, es una gran oportunidad para corregir el desequilibrio entre el campo y la ciudad. O mejor dicho: entre lo rural y lo urbano.

¿Hay razones para ser optimista, para quedarse en el Rural?

Las condiciones para el resurgir del mundo rural no están creadas todavía, pero el contexto actual de transición hacia un mundo más sostenible es más favorable que el desarrollismo anterior.

 

La sostenibilidad, una oportunidad para la repoblación del mundo rural desde “un reequilibrio entre lo rural y lo urbano’

 

 ¿La ciudad debe ser el actor principal en el cambio de modelo energético? 

 El actor principal debe ser el ciudadano, pero no aisladamente sino en las comunidades a las que pertenece. La comunidad con más potencial de cambio es la ciudad. Y también el territorio.

Significa ese liderazgo que el mundo rural tiene que ir a remolque ¿Qué objetivos debe plantearse y qué misión debe cumplir?

 La clave para que la apuesta por la sostenibilidad sea una oportunidad para la repoblación del mundo rural es un reequilibrio entre lo rural y lo urbano. La ciudad seguirá teniendo más gente, pero los recursos seguirán estando en el medio rural. Y no es nada sostenible traerlos desde un medio rural lejano.

¿El desequilibrio demográfico impide alcanzar de lleno los objetivos de sostenibilidad?

 El actual desequilibrio entre lo rural y lo urbano hace imposible la sostenibilidad.

¿Cómo debemos entender la innovación social? ¿Cómo debemos aplicarla para que sea una herramienta efectiva contra la despoblación y para una saludable y responsable economía verde?

 La innovación social consiste en algo nuevo que tiene repercusiones en las personas. Con o sin tecnología de vanguardia. Si a los problemas sociales les aplicamos soluciones efectivas, que son novedosas y que crean valor para la comunidad, estaremos haciendo innovación social.

 

“El cambio climático es un problema de todos, sin colaboración es imposible afrontarlo con perspectivas de éxito. El ODS más importante es el 17′

 

¿Estamos respondiendo adecuadamente a los cambios que reclama el planeta?

 No, desgraciadamente.

¿Administraciones, universidades, empresas y sociedad civil tienen una hoja de ruta para la sostenibilidad? ¿Hasta qué punto es importante en este tiempo trabajar en colaboración?

 A pesar de las enormes dificultades va habiendo una hoja de ruta a nivel global: los ODS y los compromisos de las Conferencias sobre el clima. Las enormes dificultades son sobre todo por falta de impulso político. El cambio climático es un problema de todos, y, por tanto, sin colaboración es imposible afrontarlo con unas mínimas perspectivas de éxito. El ODS más importante es el 17.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja tu comentario