“El voto de la llamada España Vaciada puede ser decisivo en estas elecciones”, incluso “puede decidir el resultado”, según todos los analistas consultados por el Informativo de RTVE, para quienes los 103 escaños de este territorio “pueden inclinar la balanza”. La batalla es tan importante que ha atraído a medios internacionales tan destacados como el diario estadounidense The Washington Post, para el que, en esta campaña, los políticos españoles han cambiado autobuses por tractores, incluyendo paseos por invernaderos y establos, en una “cacería de votos” por las regiones rurales del país. The Guardian recoge la promesa de acción de Pedro Sánchez y la posible sorpresa del voto rural en una España que “desaparece del mapa”, advirtiendo que la hegemonía del PP podría repartirse entre Ciudadanos y la extrema derecha de Vox.

 

 

El sistema electoral establecido en la Transición otorgó una “sobrerrepresentación” a las provincias de las dos Castillas, la Galicia interior, el norte de España y Aragón, entre otras regiones, adjudicándoles casi el 30% de los escaños del Congreso. Por eso, RTVE refleja – en una pieza informativa con un título tan literario como “El disputado voto de la España vacía”- el interés de los políticos por hacerse la foto electoral en medio del campo, con “Albert Rivera que se sube a un tractor, Pablo Casado que vuelve a su pueblo, Pablo Iglesias visita Miranda de Ebro y Sánchez caza votos en Ciudad Real”.

 

El diario The Globe explica que la Ley Electoral española da mayor peso en el Congreso a las provincias del interior, 28 circunscripciones que representan casi un tercio de escaños en el Congreso. “Hasta ahora, estas circunscripciones han sido dominio prácticamente en exclusiva de PP y PSOE. Castilla y León ha sido considerada durante años el “granero” tradicional del Partido Popular. Pero con la irrupción de Podemos y Ciudadanos, en 2016, algunas dejaron de ser plazas seguras, por lo que los candidatos miran de nuevo hacia ellas.

La información de The Globe subraya que la fragmentación política en cinco partidos ha provocado una carrera por los votos de la España rural, donde el resultado depende de unos pocos miles de electores. Destaca el rotativo canadiense que algunos de los habitantes del territorio vaciado temen que los políticos que, ahora se hacen fotos con botas de barro y prometen inversiones, se olviden de ellos el mismo 29 de abril.

Un escaño cuesta en Madrid 98.000 votos, 39.000 en Cuenca y solo 25.200 en Teruel. Lo que ha cambiado ha sido el voto de la ciudadanía, que refleja las fragmentación del  electorado y la entrada en acción de un quinto partido que se disputa esos votos en todo el territorio. En Teruel, por ejemplo, un escaño puede ir a Ciudadanos, rompiendo el bipartidismo liderado por PP y PSOE; mientras en  Cuenca,  según datos del CIS, podría ser VOX el partido que irrumpiera en la escena política. Para The Washington Post, estamos ante una de las elecciones más polarizadas de las últimas décadas, con un tradicional bipartidismo fracturado en cinco formaciones políticas, incluyendo a los  “populistas de extrema derecha”.

“El final de la liga no se va a jugar en el Camp Nou o en el Bernabéu”, asegura el presidente de GAD3, Narciso Michavila, “esta vez de va a jugar en cada capital de las provincias pequeñas”. “Esta España Vaciada que agoniza” y que, según el portavoz de la Plataforma ciudadana Teruel Existe, Pepe Polo, “necesita de un pacto de Estado”.

 

Fotografías: Pablo Casado en un establo; imagen de la película El disputado voto del señor Cayo” y encuentro en el campo de Albert Rivera con Mª Ángeles Rosado, candidata de Cs por Guadalajara.

Más Información…

RTVE (25/4/2019)